Calorias vs Ingredientes

En el blog anterior hablé sobre los diferentes tipos de personas que van de compras al supermercado comparándolo con pescadores y hablé específicamente de aquel pescador que se lleva hasta el agua del mar. Esta vez quiero explicar al tipo de pescador que pesca algo pequeño en poco tiempo y aquel que se toma su tiempo para pescar algo grande.

 ¿Prefieres pescar un pez pequeño en poco tiempo o demorarte un poco más y pescar algo grande?

 El pescador del pez pequeño se caracteriza por leer las etiquetas enfocándose en los valores nutriciones como calorías, grasas, proteínas y carbohidrato. Por lo general busca mantenerse o bajar de peso. Los macros son una religión, sus porciones de proteína al día son sagradas y termina con un pez pequeño porque olvida la importancia de las vitaminas y los minerales.

Este tipo de pescador tiene reglas en su cabeza como: Si tiene más de 4g de azúcar engorda, prefiere la carne de pavo blanca porque es baja en grasa, y tiene claro que la leche de almendras sin azúcar tiene 30 calorías. Para ellos la comida es matemática pura. De hecho, saben que los gramos de fibra de los alimentos se les resta a los carbohidratos y de ahí obtienen los carbohidratos netos, lo cual les permite aumentar o restringirse en las próximas comidas.

Se demoran poco tiempo en el supermercado porque son muy agiles dividiendo porciones, sumando calorías y restando fibras a los carbohidratos. Este pescador tiene conciencia sobre el impacto que tienen los alimentos en nuestro cuerpo; sin embargo, usando este enfoque pueda ser que alimentos ricos en micronutrientes nunca lleguen al carrito de compras porque no pasan el filtro de los cálculos.

Este pescador está muy cerca de ser el tercero, ese que se demora un poco más pero que pesca algo grande representado en alimentos cuyos ingredientes nos mantienen saludables en el largo plazo.  El pescador de peces grandes entiende sobre los beneficios al cerebro que da consumir pescados como el salmón alto en omega 3, al igual que trata de incrementar el consumo de arándanos por ser altas en antioxidantes ayudándonos a mantenernos más jóvenes, o que come espinacas frecuentemente por ser una gran fuente de calcio y hierro.

Llegar a ser el pescador de peces grandes requiere tomarse unos segundos adicionales en cada etiqueta, leer los ingredientes y entender que cada ingrediente provoca una reacción en nuestro cuerpo. Por ejemplo, si bien es cierto que una taza de pina aporta 16g de azúcar, también es válido recordar que tiene efecto diurético, es una fruta que ayuda a la digestión y es considerada anti-inflamatoria.

TIPS para mejorar nuestras compras en el supermercado?

Tratemos de mantenernos como el pescador que se demora su tiempo pero que al final es recompensado con un alimento de gran valor nutricional no solo por sus calorías sino por los ingredientes que le hacen tanto bien tanto a la mente como al cuerpo.  Los beneficios de los alimentos se ven en el largo plazo donde no es solo importa un momento fugaz como lo es una fiesta o una boda sino el recorrido que hacemos cuando aprendemos a reconocer el efecto que cada alimento tiene en nosotros.

 

Déjame tus comentarios abajo que te contestare!  

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s