Tostadas de Coliflor y Queso


(Inspiradas en la receta de Tasting Table pero con unos ajustes personales)

Ingredientes:

1 coliflor entera

2 huevos grandes (o 3 pequeños)

1 taza de queso curado de oveja rallado

Sal

Pimienta

Instrucciones:

En un procesador picar muy fina la coliflor (o rallarla). En un bol meterla al microondas 5 minutos, sacarla y una vez atemperada, la ponemos en un trapo limpio de cocina y apretamos o en un colador muy fino y hacemos presión con una cuchara para que suelte el exceso de agua.

Desechar el agua, regresar la coliflor al bol y agregarle el queso rallado y los huevos, mezclando bien con una cuchara o espátula (debe quedar una pasta húmeda pero consistente).

Agregamos la sal y la pimienta al gusto, extendemos en una bandeja con papel de horno,  hacemos la forma que más nos guste (yo traté de imitar unas tostadas y la verdad, no me salió nada mal :P) y metemos al horno unos 20 minutos a 230ºC o hasta que esté dorado por fuera.

A mi me salieron 4 tostadas relativamente grandes, así que sería para 2 personas.

Esta receta es ideal para el desayuno o la cena de los niños o adultos que no comen verduras (o sea, niños de corazón), pues sin darnos cuenta nos estamos comiendo una buena porción de coliflor pero que mezclada con los demás ingredientes, es imperceptible!

Tips:

La mezcla puede quedar cruda en la nevera hasta 2 días cubierta con papel plástico (film) lista para usar por la mañana.

En la receta pongo queso curado de oveja porque fue el que usé en ese momento, pero puedes usar cualquier queso que funda para armar tus tostadas, así como bajarle o aumentarle la cantidad dependiendo de tu gusto.

Si no tienes o no te gusta el horno, se puede cocinar también en una sartén con un poquito de cooking spray y a temperatura media-alta para que dore rápido y no se recocinen por dentro.

El acompañamiento de la foto es uno de millones de opciones! Usa tu imaginación y lo que tienes en tu despensa y nevera y aprovecha al máximo esta receta tan versátil y fácil.

Datos de interés:

Pocos saben pero la coliflor es una inmensa fuente de vitaminas y minerales ya que una porción de coliflor contiene el 77 por ciento del valor diario recomendado de vitamina C. También es una buena fuente de vitamina K, proteínas, tiamina, riboflavina, niacina, magnesio, fósforo, fibra, vitamina B6, ácido fólico, ácido pantoténico, de potasio, y manganeso.

La coliflor es una fuente importante de fibra alimentaria para la salud digestiva. Pero eso no es todo. De acuerdo con World’s Healthiest Foods (los Alimentos Más Saludables del Mundo):

“Los investigadores han determinado que el sulforafano hecho de glucosinolatos en la coliflor (glucorafanın) puede ayudar a proteger el revestimiento del estómago. El sulforafano le ofrece este beneficio saludable al prevenir la proliferación bacteriana de Helicobacter pylori en el estómago o prevenir que esta bacteria se pegue en la pared del estómago”.

Además, es antiinflamatoria, es una poderosa combatiente del cáncer, impulsa la salud del corazón, mejora la salud del cerebro y mil propiedades más que son sólo beneficiosas para nosotros.

En breve publicaré otra receta deliciosa y fácil con esta maravilla del mundo vegetal 🙂

Anímate a incluirla en tu dieta!

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s